Salud a largo plazo


La evidencia de que las conductas personales de ayer y hoy determinan tu salud y sobrevivencia en el mañana.

 

Aunque la evidencia del impacto de las conductas saludables en la longevidad y la calidad de vida en la madurez, son evidencia contundentes, voy a citarles un trabajo bastante descriptivo y amplio sobre las enormes repercusiones que tienen algunas conductas simple pero muy relevantes en nuestra calidad de vida para las próximas décadas.

Este resumen se basa en el trabajo de S. Sabia, A. Singh-Manoux, G. Hagger-Johnson, E. Cambois, E. J. Brunner &, M Kivimaki, en 2012 y publicado en la revista de la Canadian Medical Association, en Diciembre del 2012.

Su estudio fue realizado empezando 10,308 participantes quienes fueron siendo filtrados a los largo del estudio de 1991 a 1994 y de 2007 al 2009. Al final de los 3 años del estudio quedaron los datos validados de 5100 participantes. El criterio primordial de inclusión en el estudio fue que todos los participantes tuviesen al menos 60 años en el periodo de 2007 a 2009. Ellos investigaron el efecto conjunto que tienen tres conductas sobre la longevidad y el estado general de salud de los participantes :


  • Las costumbres de alimentación y el consumo de vegetales y frutas
  • El grado e intensidad de la actividad física realizada
  • Y el control de consumos de cigarro, alcohol

A los participantes se les hicieron las pruebas clínicas necesarias para determinar su estado de salud a lo largo de estos años. Un resumen comparativo entre los dos grupos se muestra en la siguiente tabla:




 Las autores concluyen:  para el grupo examinado de hombres y mujeres de 42 a 63 años, el máximo efecto favorables en la salud se dio cuando se combinaban todas las conductas saludables y preventivas, es decir:
  • Nunca habían fumado.
  • Tenían un consumo moderado de alcohol.
  • Se involucraban en algún tipo de actividad física.
  • Comían frutas y vegetales diariamente.

Los beneficios se demostraron a lo largo de los 16 años del estudio longitudinal y para todos los grupos de esta muestras de ciudadanos británicos.

En otras palabras, no importa cuan ambiciosos y motivantes sean tus sueños y ambiciones para la edad madura. Lo básico empieza por el cuidado de la salud física y mental. Sin ellas, todos los sueños de madurez se pueden ver dificultados al quedar postrado en diferentes condiciones invalidantes como las anotadas en este estudio. El plan a futuro debe empezar por la vigilancia cercana de nuestro estado de salud y la puesta en práctica de al menos cuatro conductas preventivas y saludables.


No hay comentarios:

Publicar un comentario